Visita al starbucks con mi madre

12 febrero 2008 at 1:00 am 10 comentarios

starbucks logoHoy a la hora de comer he quedado con mi madre para ir a dar un parte al seguro del coche porque un desalmao ( ja se te caiga una teja en la cabeza) durante el finde robó mi matrícula y me rayó el coche. Tras el disgusto, todo pasa, y las dos horas en comisaría, tocaba dar el parte.

Tras esto y no sin antes reconocer que me ha sorprendido mucho la eficacia de mi seguro entre semana (aunque si por ellos fuera si me mato un domingo me podrían haber dado mucho por donde amargan los pimientos) me fui a comer y a tomar un cafelín con mi madre.

Cabe mencionar para la mejor comprensión de la narración mi absoluta devoción y admiración por quien quiera que tostará el café por primera vez e hiciera de este fruto sagrado una infusión. Bendito él/ella.

Total, que se me ocurre enseñarle a mi madre el Starbucks. Y nunca me han abierto los ojos de esta forma. También bendita mi madre. Entramos y una bocanada de calor invade nuestros pulmones. Nos acercamos a pedir y una mujer adorable con rostro amigable y tranquilo nos pregunta que qué deseamos. Yo al segundo respondo, ya por la práctica y muchos Starbucks a mis espaldas, un Mocca Bianco Venti. Mi madre lo flipa. Sucinta y seria pero firme dice ” Yo uno con leche”. La señora que nos atiende sonríe y dice:

-Te pongo doble de café porque el café que usamos aquí te lo dejaría sólo manchado.

Mi madre que se sorprende más, le dice:

-Ponme lo que quieras…yo sólo quiero un café con leche.

La buena mujer de nuevo infinitamente cordial y dulce comenta:

-Le ponemos un sirope de vainilla para darle más sabor, ¿o prefiere algún otro sirope?

-Yo no quiero siropes, quiero un café. Con leche. Por favor.

-¿Su nombre?

A mi madre se le espetellan los ojos.

Le explico que se lo piden para ponerlo en el vaso de plástico.

Alucina más.

-En seguida se lo sirve mi compañero. Pueden esperarlo al final de la barra. Son 6.75.

Mi madre no da crédito. Está a punto de saltar. Sé lo que está pensando, pero no sé hasta dónde llega su sorpresa y admiración.

Pagamos y esperamos nuestras bebidas. Buscamos un silloncillo burdeos de esos que suelen tener pero son quedan unos tristes taburetes.

Y mi madre concluye atónita:

“Total que acabo de pagar casi 8 euros por dos cafés en vaso de plástico que he recogido yo misma de la barra para acabar tomándomelo incómoda en un triste taburete. Yo aquí no vuelvo.”

Que gran verdad. Que nobleza la de mi madre y qué sabia.

Anuncios

Entry filed under: reflexiones personales. Tags: , , , , , .

Jugando a diseñar con el ps PIMIENTO ITALIANO RELLENO CON GUARNICIÓN

10 comentarios Add your own

  • 1. q256  |  12 febrero 2008 en 1:11 am

    Que sabiduría en tan pocas palabras…

  • 2. Juan  |  14 febrero 2008 en 11:41 am

    Yo tengo muy buen recuerdo de los Starbucks que tenía en frente de mi academia y al lado de mi residencia en Londres. Solo pasé allí 15 días, pero creo que casi todos ellos fui cliente.
    Yo me sentaba en uno de esos sillones con orejas de los que hablas, y me pegaba un rato largo viendo pasar gente…… ah!!! y que huela a café, y sólo a café, en una cafetería es una esperiencia que tampoco se me olvidará….. acostumbrado a las nuestras……
    Sigue así Aik 😉

  • 3. Mangamoncio  |  14 febrero 2008 en 12:49 pm

    XD XD XD

    Los mejores cafés, los de las tascas de toda la vida…

  • 4. aikun  |  14 febrero 2008 en 3:09 pm

    yo debo reconocer que es un caprichazo y un gusto estar en un Starbucks.

    Mas aún si lo haces en inglaterra, Juan. 😉

    Yo me aficione a ellos allí, en Cambridge, pero me dejaba todo el sueldo. Había otras dos compañías que eran ligeramente más baratas y con también un café estupendo ZERO cafe y cafe roma, puede ser? Sus nombres eran algo así.

  • 5. Mangamoncio  |  14 febrero 2008 en 7:40 pm

    A mí no me desagrada el café del Starbucks, y me gusta el sitio en sí, pero son tan careros… Y además, todo es tan yanqui… ;oP

  • 6. mrdolph  |  15 febrero 2008 en 11:37 am

    El Starbuck es el FastFood del café, y todos sabemos que salvo excepciones, las generaciones superiores a la nuestra no acaban de comulgar con la filosofía de estos locales y me parece de lo más normal. Imaginaros dentro de 25-30 años, cuando nuestros (vuestros, yo paso xD) hijos anden comiendo la comida de moda, y nosotros les digamos: ¿Otra vez comiendo esa porquería? En mis tiempos si que comíamos bien en el Mc Donal’s!! Esta juventud….

  • 7. Arturo  |  16 febrero 2008 en 8:37 am

    Las madres atesoran en sus genes, todo el saber pragmático desde que el mundo es mundo. Me imagino a la mía, si además hubiera pedido un par de Brownies. ¿3000 pesetas dos cafés y dos madalenas? ¿Dónde vamos a parar?

  • 8. Juan  |  17 febrero 2008 en 4:45 pm

    Lo que está claro es que la gente que solo quiere tomar un café no va a un Starbucks; se va al bar más cercano a su casa, paga 1 euro se lo bebe rápido y a otro lado….. El que va (los que vamos) a un sitio así es porque quiere, además de tomar café (en todas sus mucha variantes), pasar un rato en un sillón (si lo pillas), leer un libro, quedar con los amigos en un sitio algo más moderno…. o simplemente ver gente…….. Y de sobra sabe lo que va a pagar por ese café. Al que no le guste eso, lo tiene muy fácil… QUE NO VAYA 😉
    Por cierto Aik, de la cadena NERO estaban muy bien las bandejas de sushi vegetariano, era otro sitio muy parecido al Starbucks

  • 9. aikun  |  17 febrero 2008 en 8:24 pm

    nero? no era zero? yo decia una cefeteria. No me gusta el sushi, esta sobrevalorado y solo es pescado crudo que no sabe a nada. sorry 😦

  • 10. Juan  |  17 febrero 2008 en 9:42 pm

    Creo que era NERO, aun guardo la tarjeta por ahí, lo miro y te digo ;). Y el sushi era vegetariano, solo verdura… no te puedes firar de lo que comes fuera de casa 🙂
    En los que estuve había cafetería y unas camas frigoríficas enormes para comida y bebida….. Recordarlo me hace pensar que ya es hora de volver otra vez a Londres……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


¿Quién está detrás?


Soy Aik, tengo 30 años y vivo en Madrid. Tras años en foros y webs monté mi blog El mundo de Aik y mi tienda online bababux.com
Twitteadora empedernida y ahora instagramera, escribo sin presiones y a mi ritmo de lo que me gusta.

¿Te gusta la moda y los accesorios? Conoce mi tienda

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 175 seguidores

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: