Patrick, un maestro con chistera

30 septiembre 2009 at 6:04 am Deja un comentario

gorro patrick

Hace ya un año, quién lo diría, hablé de un gran profesor y educador que marcó mi vida, me enseñó a respetar la naturaleza y las tablas de multiplicar a base de bolitas de anís. Era el Hermano Pablo.

Hoy, de nuevo, día 30 de septiembre, quiero rendir homenaje a otra de esas personas a las que habría que aplaudirles la decisión de ser profesor: Don Patrick.

Os hablo de mi profesor de Inglés del cole. Fue jefe del departamento de inglés en mi escuela durante años. Mientras él estuvo con ese cargo, mi colegio destacó por ser un colegio con un excelente nivel de inglés para sus alumnos… ¿Pero qué le hacía tan mágico? Seguid leyendo y lo descubriréis.

Era un hombre muy grande. O eso parecía desde la altura de una niña de 9 años. Solía llevar camisas de rallas que dejaban demasiado apretada su papada, muestra de lo que amaba comer bien. Por encima solía lucir chaquetas abiertas de colores oscuros. Y en los días de gala corbatas tipo College inglés. Pero no era su forma de vestir lo que nos hacía quererle tanto.

Patrick era un tremendo bromista, y como suele pasar con los tremendos bromistas, también tenía un genio, que para verlo en un día malo… Autoridad y ternura en un solo y gran hombre. Pero aún hay más. Cómo no me encantaría este profesor, que aún guardo el numero de la revista que mi colegio le dedicó hace ya más de diez años.

conejo+sombrero+magia

Imagen obtenida @  http://4.bp.blogspot.com/

Destacaba porque desde el primer día de curso veías a un hombre irlandés con una enorme tripa redonda colgando por encima del cinturón, que hacía derretir el corazón del niño más rebelde. Su truco era ganarse a sus alumnos desde el principio. Nos hacía magia en inglés. Sacaba un gorro de chistera, de esos que regalan por el día de San Patricio, y nos dejaba a todos medio engatusados durante una hora y media. Cuando salíamos del trance, se había acabado la primera clase de inglés del año y el desaparecía por la puerta tras una gran capa negra y con una carcajada ruidosa resonando por el pasillo.

Años más tarde, siendo algo más que un microbio, también le tuve de profesor y admiré de él su gran afán porque lo que enseñaba fuera asimilado diviertiendo a su público. Jugaba a traducir de forma chistosa nuestros apellidos tipo Zapatero/ Shoe-maker, Maldonado/Badly-given, etc. No nos dejó de tratar nunca como a aquellos niños embelesados con peluches de conejos y palomas.

Más tarde se encargó de que hubiera clases extras de inglés para aquellos que queríamos obtener títulos del Instituto Británico (British Council) y preparó todo el cotarro. Él mismo nos llevaría del colegio al British y a los exámenes. Recuerdo esos paseos con nervios por Madrid… 20 niños siguiendo al gran mago de capa negra y sonrisa entrañable.

Poco a poco sus ojos fueron encharcándose y tomándo cierto color que auguraba un fatal desenlace. No recuerdo si fue un infarto o qué, pero de repente Patrick se fue. Murió.

A los cuatro días, en mi cole se le hizo un homenaje-funeral. Aún lloro al recordar aquello. La iglesia del colegio es de las más grandes que yo he visto en colegio alguno y puedo dar fé de que allí no cabía un alma. Profesores de todos los niveles, coordinadores, ex-alumnos, alumnos, padres que estudiaron con él… Todo el mundo abarrotaba la gran iglesia. De repente alguien osó salir a hacer las peticiones con una chistera y una capa que a todos se nos hizo muy familiar, y TODOS, al ver sus símbolos rompimos a llorar como magdalenas.

Gracias a Patrick tuve una gran educación en los que a Inglés se refiere ( y a Tim y a Steve 😉 ), aprendí el idioma con una sonrisa en la boca, nunca me costó y siempre fue un placer ir a clases extra o ir al extranjero a aprender más. (Podeís leer sobre mis estancias en Cánada y en Cambridge en el blog). Gracias a él, cuando hago una entrevista de trabajo, y me preguntan que qué tal mi nivel de inglés, puedo decir con soltura y tranquilidad, ¡Sin problemas!

Allá donde esté ese mago gordinflón sabrá que hizo que su magía irlandesa llegara a muchas generaciones de niños felices.

Si te ha gustado también puedes leer:

30 de Septiembre: Día del maestro

Hoy es el día mundial de la lucha contra el sida

Semana de Cine Experimental de Madrid

ANIMADRID 2008

Anuncios

Entry filed under: reflexiones personales. Tags: , , , , , , , , , .

Por fin llegó el otoño Maneki Neko: El gato japonés de la suerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


¿Quién está detrás?


Soy Aik, tengo 30 años y vivo en Madrid. Tras años en foros y webs monté mi blog El mundo de Aik y mi tienda online bababux.com
Twitteadora empedernida y ahora instagramera, escribo sin presiones y a mi ritmo de lo que me gusta.

¿Te gusta la moda y los accesorios? Conoce mi tienda

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 176 seguidores

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: