¿Nada es como antes?¿O soy yo?

17 noviembre 2009 at 8:38 pm 2 comentarios

Hace ya unos años que los ratos de universidad pasaron. Por azar o por cierto error de los funcionarios de la secretaría de mi facultad, o quizá por desdén de alguien sin nombre, yo sigo esperando el título que tantos años de paseos por la zona universitaria me costaron. He ido a reclamarlo en dos o tres ocasiones, dicen que siga esperando. Un día mandaré a mis nietos a ver si para entonces lo ha firmado el que le hace la gestión al rey.

El caso es que hacía bastante tiempo que no iba por Moncloa, zona por la que pasaba casi a diario cuando estudiaba. Sí he vuelto por allí a cosas puntuales, pero por ello, nunca me fijaba en lo que pasaba a mi alrededor; iba al restaurante, cenaba y me iba o entraba en el hospital, me hacía la resonancia y volvía a casa.

Pues hoy- tras por cierto hacerme una resonancia por un lumbago que parece durar años- he deambulado por aquella zona con los ojos de alguien de más de diecitantos veintipocos. Es curioso ver cómo tanto recuerdos de distintas épocas van emplazándose poco a poco en la ciudad en la que hayamos pasado al menos un tiempo.

Por Madrid me pasa que podría caminar y cada 200m sabría contaros una anécdota. Allí conocí a Fulanito. En ese banco estuvimos toda la tarde charlando aquella amiga y yo. Este bar lo conocimos cuando mi amiga Piticlín salía con tal tipo que conoció no sé cómo. Y así mil historias. Pero me estoy desviando del tema.

Estaba paseando por Moncloa, decía, y de repente lo ví todo distinto. Como si la ciudad de hace unos años ya no fuera la misma. Yo me saqué por allí el carnet de conducir, en una autoescuela con un profesor bastante neonazi que fue sustituído en verano por un machista enfermizo. Las calles por las que solía aprender a conducir había, muchas, que tenían cambiados sus sentidos. El  intercambiador de entonces, no era ni la cuarta parte de lo que es hoy. Siguen poniendo eso sí,  por estas fechas, puestos de artesanía a modo de mercadillo, los cuales me recordaron a los regalos que solía comprar para estas fiestas con mi economía de entonces.

Caminando un poco más, me fui fijando en casi todo, ya que no tengo mucha ocasión de pasear por pasear y menos por aquel barrio. La gente no es como entonces. Hoy he visto gente de todas las edades, colores, tamaños y expresiones. Muchas personas iban enfrascadas en sus mundos, como suelo hacer yo, la mayor parte del tiempo que camino; pero hoy, no.

Mucho estudiante que salía de la universidad y se iba a tomar una cañita, algunos que ya se habían tomado más de cinco, gente que había quedado en el viejo McDonalds- punto neurálgico de quedadas en aquella época-, aquel bar donde ponían vasos como macetas de una sangría reguleras…y aquel bajo donde ponían una bebida rara que salía de surtidores del techo y que tenía todas las bebidas alcohólicas a la vez sólo degustables con kilos de canela…Recuerdos.

En Moncloa están las tiendas de discos baratos donde solía comprar algún cd pasado de moda cuando reunía un poco más de dinerillo. Comprar cedés, ahora, ¿cuánta gente sigue haciéndolo? Y más en tiempos de crisis.

Cuando iba a la universidad no solía ahorrar mucho porque entre salir  e ir al cine, se me iban todos los ahorros. Bueno, la verdad, es que saliendo menos, mi mayor inversión era ir al cine. Iba una o dos veces por semana y nunca me cansaba de ver películas nuevas. Al cine, por supuesto, yo y mi cuadrilla de amigos, íbamos a los Proyecciones, de Fuencarral. Pero cuando nos juntábamos para hacer algún trabajo sobre cine o dar los últimos repasos a guiones o planos de cámara lo solíamos hacer en El Van Gogh. Un bar-restaurante muy cercano a la boca del metro que nos permitía picar algo mientras debatíamos cómo serían los castings, o qué nota nos pondrían en tal o cual asignatura. También pasé por delante del El Van Gogh, y me pareció que la gente que iba, ya no era la misma. El ambiente seguía siendo acogedor, decorado por las copias de los mejores cuadros del pintor.

De camino al autobús me topé con una chica que tenía un pañuelo igualito al que compré con 19 años. Y con un chico con una mochila de montaña, que hace unos meses me ragalaron. Nada de particular. Pero ya es casualidad. Me puse a pensar mientras venía al autobús, cómo será la zona dentro de 10 años. Hoy casi todos los comercios eran regentados por chinos. Sobreviven y espero que lo sigan haciendo, las tiendas donde compraba los planos de senderismo para ir a la montaña, una agencia de viajes donde compré billetes de tren baratos para ver a  mis amigos de Gijón y las papelerías y reprografías que más de una vez nos han salvado de un cate a mis compañeros de trabajos y a mi. ¿Pero seguirán en Moncloa dentro de 10 años allí? Antes de abrir mi libro pensé, ¿seré yo que estoy cambiando? ¿A ver si va a ser que ya no miro con los mismos ojos de entonces? Que a medida que creces todo cambia y lo ves todo distinto… Y como no supe contestarme, me puse a leer de camino a casa. Me parecieron minutos, pero me habbía deborado casi 50 páginas cuando me bajé en mi barrio.

Entry filed under: reflexiones personales. Tags: , , , , , , , , .

El otro día en el metro sentí su desprecio Un ramito de violetas

2 comentarios Add your own

  • 1. LCA  |  28 noviembre 2009 a las 1:05 pm

    Hola Aik, un placer encontrar tu blog… Buscaba imagenes de vacaciones de findeaño y encontré el post “Como estado laico que somos…” y me di un garbeo por el resto.

    Soy Madrileño tambien y recorría Moncloa en tiempos. Hace ya casi 35 años de esto (un tal Franco vivía todavía) y tu reflexión sobre ese barrio me ha recordado tiempos ¿mejores?¿distintos? Yo lo que recuerdo es el Bar Manolo, Princesa 83, donde los camareros nos ponían cañas a medias para que, cuando llegabamos corriendo de los “saltos”, los grises pensasen que ya llevabamos un rato allí.

    Me gusta tu blog. Trataré de seguirle…

    ¿los dibujos son tuyos?

  • 2. aikun  |  29 noviembre 2009 a las 8:26 pm

    No hay dibujos míos en el blog, pero me hace mucha ilusión tener un seguidor nuevo.
    Espero que los artículos que leas te sigan gustando.

    Un saludillo LCA

    AIk

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


¿Quién está detrás?


Soy Aik, tengo 30 años y vivo en Madrid. Tras años en foros y webs monté mi blog El mundo de Aik y mi tienda online bababux.com
Twitteadora empedernida y ahora instagramera, escribo sin presiones y a mi ritmo de lo que me gusta.

¿Te gusta la moda y los accesorios? Conoce mi tienda

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 172 seguidores

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: