La religión: ¡vaya un temita!

15 diciembre 2009 at 3:43 pm 2 comentarios

Si de algo estuve segura es de que creí que jamás hablaría de política y religión en mi blog. Y como nada es seguro, hoy vuelvo a contradecirme.

Ya hablé en su día de alguien del mundo de la política (con minúscula porque si lo pongo con mayúscula insulto a los cinco gatos que se dedican honradamente) sudamericana. Alguien que hace que me hierva la sangre: Chavez.

Pocas veces más he hablado de política si no es para pedir un cambio. No para criticar. Hoy me toca hablar de religión. Vía menéame llego a este artículo. Y si no fuera por menéame hoy también hubiera hablado del tema porque pensaba escribir sobre las fiestas navideñas en lad familias no religiosas. Son igualmente respetables. Celebran tener vacaciones, se hacen regalos y demuestran lo que se quieren en tiempos más familiares que otros. Sin más. Sin maldad. No creen.

Mi educación es cristiana. Nací en España, en un país europeo, en el hemisferio Norte. Esto condicionó mi religión. Mi familia es cristiana y yo, por ello en parte, creo en Dios y en ciertas cosas de la Biblia y en alguna cosilla más. No creo en la Biblia como libro a seguir fielmente, ni para creerlo al pie de la letra y no creo en la Iglesía, si la entendemos como la cúpula de la religión y no como al conjunto de personas que creemos en la figura de Jesús.

Mis padre me llevaron a un colegio cristiano y de curas. Por aquel entonces hice mi primera confesión y comunión. Y años más tarde me confirmé no sin decir en casa que tenía mis dudas. Dudas que entiendo normales a esa edad y, ojo, a cualquier otra.

Para decidir si quería ser cristiana o no leí mucho y estudie mucho otras religiones. Según algunos sólo hay un dios verdadero. Pero si durante toda la historia los hombres han creído en muchas cosas, ¿por qué justo el de mis padres era el verdadero y no otro?

Leí sobre el Judaísmo, el Hinduísmo, el Taoísmo, el Budismo y los cristianos ortodoxos y anglicanos. Y francamente, también leí sobre cosas en los que otras personas creen y no son religión como tal. Los esquimales, los antiguos indios de América y esas cosas. Y llegué a varias conclusiones.

Ser de una u otra religión no significa que tengas que tratar de atraer a otras personas a tus creencias. No tienes porqué vender tu forma de vida. Tú eres libre de creer o no creer en lo que se te antoje, pero no puedes sectarizar a tus amigos y familiares.

Ser un ejemplo de los principios que defiendes en cualquier religión es difícil, por eso es más fácil pensar que lo único que debes seguir son las leyes, e incluso a veces, es complicado. Aunque tan respetable es creer como no creer.

Todas las religiones son una decisión personal. Ni tus padres ni tu entorno deben imponerte como vivir tu fé o tu no fé. Si no crees en un ser superior, en unos valores y unos principios no dejes que nadie dirija tu vida por tí, pero respeta sus creencias y tolera que seáis diferentes.

Descubrí que nadie absolutamente nadie cree de la misma manera. Ni entiende su religión de la misma forma. Por eso suele haber una cúpula que dirige cada religión. En algunas religiones la cúpula, por decirlo así, se elige en otras viene dada. En las que se elige, pueden elegir los creyentes y a veces, sólo eligen los representantes.

La religión debe vivirse de una forma natural. No es más que una parte de tí. No puede ni debe ser tu todo, creo yo. Es tan sólo una característica más. Y como ya he dicho que es algo personal, yo no hago apología de mi religión salvo en los lugares que debo hacerla. No rezo en alto para hacer sentir incómodos a los demás comensales, no les doy sermones ni moralinas, ni aconsejo sobre gurús o dioses a los que seguir. Porque nadie me lo pide. En mi día a día a NADIE le importa si soy musulmana, mormona, budista o católica y por eso creo que no hace falta resaltarlo. No llevo colgantes, ni estampitas y nada. Creo que lo único en lo que se me puede notar es en algunas expresiones, que están dentro del vocabulario común y en mi forma de actuar, en ocasiones.

Escuchar y leer sobre otras religiones no significa que haya que ponerse a la defensiva y dejar bien claro que la tuya es la única y la mejor. Que yo sepa no se ha demostrado que ningún dios exista, ni ha habido niguna batalla entre ellos. Por lo tanto, desde mi  punto de vista, escuchar sobre cómo otras personas celebran determinados rituales, ceremonias, temporadas o simplemente aprender de otras religiones te hace mirar al mundo con otros ojos más tolerantes y comprensivos. Criticar es fácil, lo difícil es tratar de ir más allá de la crítica populista e ignorante y plantearte los orígenes de cada religión y las razones por las que tanta gente sigue una u otra religión. Aprenderíamos mucho si supiesemos dejar los prejuicios a un lado e indagar un poco más.

En cuanto a lo que se refiere a las religiones de libro, toda religión que sigue un texto escrito y lo lee, lo hace cumplir o cree en él, yo sigo manteniendo mi postura. Si diez de nosotros tuvieramos que contar la misma historia cada uno se fijaría en cosas distintas. Prueba de ello es cuando un grupo de amigotes va de vacaciones y cuenta las anécdotas típicas al final del viaje. Cada uno tiene su versión y se ha fijado en cosas diferentes… Por ello si las plasmásemos en un texto, saldría diferentes historias de una misma vivencia. Esas historias pueden ser interpretadas por miles de personas de formas distintas, y quedarían de nuevo transmitidas a otras personas en base a cultura, nacionalidad, ideología, principios, valores, etc. Si además de esos textos que hemso escrito seleccionamos 4 de 10 y los ordenamos y cribamos ciertas partes, obtendremos un resultado muy distinto.

Tergiversar una historia que escribió alguien hace miles de años es fácil. Y hasta ahí quiero comentar. En concreto, en todas las religiones están escritos textos que han evolucionado a medida que la sociedad evolucionaba. Seguir siguiendo los primeros al pie de la letra, o tomar un relato antiguo como dogma de fé para mí no tiene sentido. Creo que hay que extraer aquello que puedas aplicar a tu día a día. Las

Especialmente con este tema, si queréis comentar, hacedlo con respeto.

Anuncios

Entry filed under: reflexiones personales. Tags: , , , , , .

Querido Papá Nöel, tú que eres mágico, tráeme un trabajo. Aminatu Haidar: un poco más a fondo.

2 comentarios Add your own

  • 1. CHEVROLIN  |  21 diciembre 2009 en 5:48 pm

    Olvidate de la religión, todo es respetable mientras no trate de imponerse, el problema de la religión es que lleva imponiendose algunos siglos y lo peor de todo es que la deriva de todas ellas conduce a extremismos dificiles de digerir.
    El que es buena/mala persona, no necesita guías para darse cuenta que hace bien/mal, si luego hay premio fenómeno pero en la tierra somos cada uno de nosotros los que obramos.

    Manda narizes que suelte esto aquí y luego le enseñe a las niñas los belenes de Madrid y le explique que celebramos. Si es que no podemos ser más incoherentes ni practicando.

    Felices fiestas.

  • 2. aikun  |  21 diciembre 2009 en 10:18 pm

    A los niños se les enseña lo que nos enseñaron. Luego ellos deciden si creer o cómo creer y actuar. A mi tu postura me parece coherente.
    Dios también dijo sed buenas personas, sólo que de otra forma.

    T mando un beso gordo Chevrolin, ojalá mañana te toque un pellizco y nos veamos pronto.

    AIK

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


¿Quién está detrás?


Soy Aik, tengo 30 años y vivo en Madrid. Tras años en foros y webs monté mi blog El mundo de Aik y mi tienda online bababux.com
Twitteadora empedernida y ahora instagramera, escribo sin presiones y a mi ritmo de lo que me gusta.

¿Te gusta la moda y los accesorios? Conoce mi tienda

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 175 seguidores

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: