Posts tagged ‘aikun’

500 entradas

500 artículos escritos en El Mundo de Aik

Hoy revisando el escritorio del panel de control me he dado cuenta de que pocas veces celebro el cumple del blog, así que hoy al ver un número redondo he pensado que sería bueno anunciarlo a bombo y platillo. 500 entradas, 500 artículos, 500 veces que me he puesto delante del ordena para contaros algo y finalmente ha salido publicado y 500 oportunidades de dejar comentarios…;)

10 marzo 2011 at 9:12 pm 8 comentarios

Mi nuevo proyecto: Los Fieltrines de Aik

Puede parecer una tontería pero estoy muy ilusionada por presentaros una de mis aficiones que se ha convertido en negocio/proyecto.

Desde que me quedé sin trabajillo decidí que no iba a quedarme quieta mirando como el tiempo pasaba y las pelusas crecían, así que como siempre he tenido unas necesidades creativas muy importantes, no sólo como “Comaud”, sino también como persona decidí montar un chiringuito 😉

Hace tiempo mencioné que encontraba realmente increíble que la gente supiera hacer regalos artísticos o creativos y que pudiera hacerlo con sus propias manos. En aquel momento pensaba en concreto, en un amigo mío argentino, que aunque esté al otro lado del mundo, nunca olvida mi cumpleaños y me escribe emilios de vez en cuando. Él tiene una historia larguísima y fascinante a sus espaldas, pero lo tierno del tema, es que sabiendo cuánto me encanta el símbolo del Ying Yang, por mis neuras por mantener mi vida equilibrada, me dijo que tallaría en madera el símbolo para mí y lo envolvería para ver si conseguía pasar las fronteras. Sentí que aquel gesto era realmente emotivo.

Pues bien, de siempre he dibujado, compuesto cancioncillas cutres, escrito algún que otro texto de dudosa categoría literaria; he hecho pulseras, pendientes, talleres manuales y pensé que porqué no aunar mi vena artístico-creativa con mi afición por los trabajos manuales. Y salió, LOS FIELTRINES DE AIK.

En Los Fieltrines de Aik vendo mis creaciones. No son gran cosa, pero me entretienen bastante y me divierto mucho inventando nuevos diseños. Son complementos femeninos, de fieltro y otros materiales como abalorios, lentejuelas, lazos, que acaban resultando entrañables y originales. También hago camisetas, agenditas, llaveros, carteras, collares y una línea de tocados para fiestas y bodas que salen baratos y resultones.

Yo solía hacer todo esto para mí y para algunas amigas que me los pedían, pero desde que puse la web en internet la verdad es que ya he tenido varios pedidos.

30 junio 2010 at 7:46 am 4 comentarios

¿Nada es como antes?¿O soy yo?

Hace ya unos años que los ratos de universidad pasaron. Por azar o por cierto error de los funcionarios de la secretaría de mi facultad, o quizá por desdén de alguien sin nombre, yo sigo esperando el título que tantos años de paseos por la zona universitaria me costaron. He ido a reclamarlo en dos o tres ocasiones, dicen que siga esperando. Un día mandaré a mis nietos a ver si para entonces lo ha firmado el que le hace la gestión al rey.

El caso es que hacía bastante tiempo que no iba por Moncloa, zona por la que pasaba casi a diario cuando estudiaba. Sí he vuelto por allí a cosas puntuales, pero por ello, nunca me fijaba en lo que pasaba a mi alrededor; iba al restaurante, cenaba y me iba o entraba en el hospital, me hacía la resonancia y volvía a casa.

Pues hoy- tras por cierto hacerme una resonancia por un lumbago que parece durar años- he deambulado por aquella zona con los ojos de alguien de más de diecitantos veintipocos. Es curioso ver cómo tanto recuerdos de distintas épocas van emplazándose poco a poco en la ciudad en la que hayamos pasado al menos un tiempo.

Por Madrid me pasa que podría caminar y cada 200m sabría contaros una anécdota. Allí conocí a Fulanito. En ese banco estuvimos toda la tarde charlando aquella amiga y yo. Este bar lo conocimos cuando mi amiga Piticlín salía con tal tipo que conoció no sé cómo. Y así mil historias. Pero me estoy desviando del tema.

(más…)

17 noviembre 2009 at 8:38 pm 2 comentarios

El otro día en el metro sentí su desprecio

633700418026602390-metro1Un chico del Este va dejando papelitos pidiendo ayuda para alimentar a su hijo pequeño. Dice no tener trabajo y  no poder conseguir dinero de otra forma… Recorre todo el vagón dejándonos un papelito a cada uno y da tiempo para que la gente lo lea. Luego pasará recogiendo uno a uno, cuando a la gente le haya dado tiempo a conocer su historia.

Algunos removemos la calderilla de nuestros bolsillos para ver si podemos sacar algo que no sea cobre. Otra gente lo coge o lo deja en la silla más cercana para que lo vuelva a coger, porque no pueden o no quieren darle dinero…

Pero un señor tuvo el desprecio más grande que yo he visto. Aún sigo marcada.

El chico del Este dejó su papel sobre la pierna del señor sin apenas rozarlo y el señor puso una cara de asco extrema, haciendo un gesto claramente ofensivo, movió su pierna para tirar el papel al suelo y miró al chico con el mayor desagrado que yo he visto jamás. El chico pobre, tan mal se sentió, que recogió del suelo su papelito y siguió su camino. Mientras estaba agachado el pobre, el hombre malhumorado farfulló algo.

Yo me sentí ofendida por el chico. Miré al señor con el mismo asco con el que él había tratado al pobre y dejé bien claro que me cambiaba de sitio por lo que acababa de ver. Estuve a punto de decirle:

“No sé quién me merece más pena, si él por no tener dinero, o usted porque jamás conseguirá la categoría ese pobre hombre”

A veces el mundo me da pena y la gente, en concreto este tipo de gente ASCO.

Imagen @ http://www.todo-mascotas.com/

Leer también:

Los hombres grises de los cuentos de cuando éramos pequeños

¿Qué es educación?

Lo bueno que tiene ser un niño grande

La mala educación

11 noviembre 2009 at 6:39 am 4 comentarios

Encontrar tu libro, toda una misión.

libro-abierto1Encontrar un libro que te guste, que te entretenga y que te absorba no es tarea fácil. Para alguien a quien le guste leer es frustrante ver cómo, durante temporadas, lo que compra no satisface sus expectativas y los libros que creías que te iban a durar días en la mesilla te duran años, cogiendo polvo en la estantería, porque no eran lo que esperabas. La decepción por un libro es un sentimiento muy incómodo.

A veces vamos a las librerías y nos quedamos un rato dando vueltas por alguna sección. Es un momento mágico cuando la portada de un libro te llama la atención. Hay miles de libros y justo uno, ese libro, hace que tus ojos se paren sobre él. Te puede llamar la atención el diseño, el tamaño, el color de su portada, el olor de sus hojas, ¡mil cosas!…. Y durante un minuto es como si ese libro te estuviera mandando un mensaje sólo dirigido a ti.

<Soy tu libro, elígeme a mi, prometo darte muchas tardes otoño en el sofá, y entretener tus paseos en el metro, te garantizo que se te olvidará la hora de cenar si me abres…>

(más…)

03 noviembre 2009 at 11:49 pm 2 comentarios

Horquillas para rubias y morenas

horquillas]Hay una chica con la que coincido en el autobús de camino al trabajo, que siempre lleva su pelo recogido con dos sencillas horquillas.

Tiene un pelo precioso, siempre limpio y que huele a frutas exóticas pero lo afean, si es que este verbo existe, dos horquillas.

Para los no expertos en el tema, o el 89% de los posibles lectores de esta entrada, hay dos colores para horquillas: negras, para las morenas,  y unas medio amarillas, para las rubias o castañas.

Esta chica tiene el pelo del color negro azabache. Como el chatún. Negro como los agujeros negro del espacio y negro como el betún de los merceditas de cuando mi madre me vestía de pequeña. Vamos, que le corresponden las horquillas …negras.

Pues no, cada mañana, ella erre que erre, se pone sus sencillas e ingenuas horquillas de rubia, y nos cruzamos un par de miradas en el autobús medio compadeciéndonos por los madrugones.

Estimada amiga de la línea 53, hay dos tipos de horquillas: para rubias y para morenas. Y déjame decirte, que no es por manías ni casualidades, pero a ti te corresponden, como a mí, las más oscuras.

Un saludo de la chica de la cola de caballo.

19 octubre 2009 at 8:35 am 4 comentarios

Cosillas sobre mi

La verdad es que en pocas ocasiones escribo entradas personales, hablando de mi. Normalmente escribo sobre temas que me gustan o reflexiones personales.
Así que hoy he decidido que puedo contaros cosas que os hagan conocerme mejor.

estaciondeatochaFuente de la imagen: http://www.cosasdemadrid.es/

Me fascinan las estaciones de trenes. Creo que son lugares donde podría quedarme horas y descubriría miles de historias fascinantes. Es precioso ver los recibimientos de familiares a sus seres queridos, o las historias de los ejecutivos que van de un lado para otro con su “ordenador-carrito” y aires estresados; o la cara de sorpresa de los extranjeros cuando llegan y tardan unos cuantos minutos en ubicarse y decidir qué hacer en la nueva ciudad…
Una estación que me parece realmente preciosa es la estación madrileña de Atocha, con su invernadero, su cafetería romántica parisina en frente de las escaleras automáticas (que en San Valentín se llena de globos rojos con forma de corazón), el Samarcanda – uno de los restaurantes más elegantes y caros de Madrid-, sus cafeterías con donuts y bollitos a precios de oro o sus tiendas de baratijas por si te aburres esperando que salga tu tren.

pies1

Sé que puede parecer una guarrada, pero me encanta andar descalza. Es un reencuentro con mi niñez y con los placeres más sencillos. Ando descalza siempre que puedo, y por eso, a veces, llevo los pies un poco negros. Por la playa, por los jardines, en los parques con hierba…Antes de salir de casa siempre los limpio bien y ya está. Es una cuestión de comodidad. Pudiendo ir descalza por casa o caminar descalza sobre el césped, ¿para qué voy a usar zapatos? Encuentro que hay algún rollo místico-relajante y hay quien lo encuentra sexy.

Uso gayumbos de chico para dormir en verano. Empecé a usar calzoncillos con 13 años para bajar a la playa, para estar en casa… Son realmente cómodos, como unos pantalones cortos muy fresquitos. Entiendo que todos habéis entendido que uso los que son de tela y no son apretados “marcapaquete”. Hay una tienda que tiene unos diseños superdivertidos pero es bastante cara para comprar calzoncillos de forma habitual: Throttleman.

Cada año planifico por lo menos diez viajes. No sé porqué disfruto tanto soñando que viajaré a mil sitios que aún no conozco. Luego a lo mejor, hago sólo dos o tres, pero ya tengo ilusiones depositadas en todos los sitios que ya he visto y a los que quiero ir.

Me encantaría irme de voluntaria con una ONG a ayudar a Sudamérica. ¿Por qué allí? Dos personas que conozco bien fueron y les marcó muchísimo la experiencia. Dicen, que te ayuda a valorar placeres y bienes que antes dabas por supuestos. Allí falta de todo y se puede hacer muchísimo. No es que piense que en Madrid o cerca de mi casa no hay pobreza o personas a las que ayudar…Pero en mi ciudad ayudé durante mucho tiempo y me gustaría conocer la pobreza desde otro punto de vista y volcarme durante un tiempo en alguna buena causa.

torre+libros

Tardo muchísimo en leer libros. Aunque sean buenos, soy bastante inconstante y tengo una memoria regular. Así que como deje de leer durante una temporadilla, me olvido de la trama, y me cuesta recuperar lo que ya he leído. He llegado a tardar casi un año en leerme un libro no demasiado gordo…Lo empiezo, lo dejo, empiezo otras cosas…Lo reencuentro en algún bolso, comienzo de nuevo a leerlo por donde lo dejé, no me acuerdo de nada, lo reempiezo, y así la lectura se va demorando hasta que el mundo y yo encontremos un rato de paz donde concentrarnos de corrido y terminarlo. Nota chiste: he llegado a encontrar un croquis de los personajes de alguna novela, en las primeras páginas, hecho por mi misma pensando en cuando reencontrara el libro, para ahorrarme la relectura xDD

Y por hoy, suficiente, otro día más y mejor.

31 julio 2009 at 10:52 am 4 comentarios

Entradas antiguas


¿Quién está detrás?


Soy Aik, tengo 30 años y vivo en Madrid. Tras años en foros y webs monté mi blog El mundo de Aik y mi tienda online bababux.com
Twitteadora empedernida y ahora instagramera, escribo sin presiones y a mi ritmo de lo que me gusta.

¿Te gusta la moda y los accesorios? Conoce mi tienda

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 176 seguidores

Archivos