Posts tagged ‘ayuda’

Luz roja y audio integrado en el Mac

A muchas personas nos ha pasado ya, que vamos a subir el volumen de nuestro macbook y nos encontramos un simbolito tal que este que nos impide hacerlo.

noaudio

Que no nos invada el pánico. Comprobad si tenéis una lucecita roja saliendo por la clavija del sonido, en el lateral de vuestro macbook, concretamente donde soléis enchufar unos altavoces o unos cascos. La de audio, vaya. Si conectáis unos cascos si que oís, pero si los sacáis no se oye nada.

Si es así, tranquilos. Ya os digo que no sois los primeros ni los únicos y que el servicio técnico de Apple se va alimpiar las manos ampliamente. Intentaréis modificar la cuestion en preferencias de sistema y no os lo permitirá pero os dará una pista del problema: Sonido Integrado.

¿Qué significa eso? ¿Y por qué pasa? Este efecto se produce porque desde mi punto de vista los de Mac han hecho una cagada en vuestro ordenador, y -no sé yo ya- si en todos los macbooks 😦 :

En el jack de audio hay dos pestañitas metálicas dentro:

  • Una detecta si se introduce algún dispositivo en la clavija, de forma que el sindo se direccione a los cascos o a los bafles o a lo que enchufemos.
  • La segunda, a veces, se acciona por defecto sin que nosotros lo queramos si metemos en la conexión de audio, un jack un poco más gordo de lo normal. Y entonces se integra el sonido y te quedas sin poder cambiarlo, ni modificarlo, ni escuchar nada de nada. Ya ves tú qué gracia.

Hasta que descubrí la solución, leí en muchos foros soluciones a esta cagada de nuestro amigos de Apple. Cosas tales como que metiese un palillo (de dientes, sí) por la clavija hasta que todo volviera a la normalidad; que aquello ya no tenía solución a menos que llamara a Apple les amenazara con denuciarles para que me lo repararan aunque no estuviese en garantía; o que tratará de accionar de nuevo la pestaña abriendo el macbook y quitando los pequeños tornillitos de los laterales.

Lo del palillo me pareció bastante peligroso, pero tenían razón en lo de que yo tenía que volver a accionar la maldita pestañita para poder oir algo. También hablaban de un destornillador finito. MMM… Estuve un tiempo sin sonido, probando todo tipo de jacks y con mucha paciencia y poco tino apenas conseguí que se modificara el sonido un par de segundos según me decía la ventana de las propiedades del sonido.

Hasta que asocié qué pudo ser lo que activó esa pestaña tras mucho darle al coco. Hacía unas dos semanas usé unos cascos bastante antiguos, de esos que tenían como una barrita metálica que unía casco y casco por encima de la cabeza. Su minijack por lo que fuese, era ligeramente más ancho que los minijacks de los cascos modernos y eso fue lo activo la pestaña. Metí y saqué no sé la de veces el minijack causante de tal destrozo y en una de esas veces, la pestaña se desactivo y yo recuperé el sonido.

minijack

La calidad de la imagen es deplorable, lo sé, pero se ve bien lo que os comento de la pequeña variación de grosor de los minijack antiguos y modernos.

Juré por Snoopy que no volvería nunca a usar esos cascos-casi seguro de algún walkman antiquísimo- y los guardé en mi caja de cosas de electrónica y móviles viejos por si algún día volvía a tener que tirar de ellos.

Así que ya sabéis buscad el origen del mal. Os devolverá el sonido a la normalidad. O al menos a mí me funcionó. Puede que sólo fuera chiripa. Ah! Y al macbook no se le conecta nada que no sea moderno. Los cascos que vayáis a conectar, del 98 en adelante xDD

Leer también:

12 noviembre 2008 at 10:12 am 66 comentarios

Cuando adelgazar y el cuerpo son sólo una obsesión

Este artículo es algo que me preocupa desde hace tiempo. Todo el tiempo casi que llevo tratando jóvenes creo que es suficiente para darse cuenta de que el culto al cuerpo ha existido siempre pero no de la misma forma. A TODOS nos ha parecido alguna vez al mirarnos al espejo que nos sobraban un par de kilos y quien diga que no, miente cual bellaco.

Pero el preocupante incremento de enfermedades mentales que hacen que jóvenes inconformistas con un cuerpo normal, busquen en las pasarelas, en las televisiones y en los quirófanos modelos imposibles por la naturaleza, hace que la situación y el grado de alarma haya cambiado en nuestra sociedad en los últimos tiempos.

Como sabéis soy partidaria de las cabezas bien amuebladas, especialmente durante la juventud que es cuando uno es más propenso a ser influido por opiniones y actitudes ajenas. Llevar una dieta saludable, hacer deporte, salir con los amigos y ser NORMAL hace que nuestro organismo no adquiera malos hábitos.

Con malos hábitos quiero decir no sólo comenzar a fumar por ser guay en la pandilla, o beber hasta perder el control, que obviamente son costumbres que desapruebo, sino también aprender a ver lo bello que tenemos cada persona. Si bien el cuerpo es parte de nosotros, no debemos darle una importancia mayor que a nuestra cabeza o nuestro corazón. Hay que ejercitarlos y fortalecerlos por igual.

Palabras que escucharéis más de una vez en relación con esta temática, son los siguientes trastornos mentales:

Anorexia: La anorexia consiste en un trastorno de la conducta alimentaria que supone una pérdida de peso provocada por el propio enfermo y lleva a un estado de inanición. La anorexia se caracteriza por el temor a aumentar de peso, y por una percepción distorsionada y delirante del propio cuerpo que hace que el enfermo se vea gordo aun cuando su peso se encuentra por debajo de lo recomendado. Por ello inicia una disminución progresiva del peso mediante ayunos y la reducción de la ingesta de alimentos.

A estas medidas drásticas se le pueden sumar otras conductas asociadas como la utilización de diuréticos, laxantes, purgas, vómitos provocados o exceso de ejercicio físico. Las personas afectadas pueden perder desde un 15 a un 50 por ciento, en los casos más críticos, de su peso corporal.. Esta enfermedad suele asociarse con alteraciones psicológicas graves que provocan cambios de comportamiento, de la conducta emocional y una estigmatización del cuerpo.

Bulimia: La bulimia o bulimia nerviosa (hambre en exceso) es un trastorno mental relacionado con la comida. Su característica esencial consiste en que la persona sufre episodios de atracones compulsivos, seguidos de un gran sentimiento de culpabilidad y sensación de pérdida de control. Suele alternarse con episodios de ayuno o de muy poca ingesta de alimentos, pero al poco tiempo vuelven a sufrir episodios de ingestas compulsivas.

Los individuos con este trastorno se sienten muy avergonzados de su conducta e intentan ocultar los síntomas. Los atracones se realizan a escondidas o lo más disimuladamente posible. Los episodios suelen planearse con anterioridad y se caracterizan (aunque no siempre) por una rápida ingesta de alimento.

Vigorexia: la vigorexia es la obsesión por verse musculoso y por el ejercicio, miradas continuas al espejo, continuas visitas a la báscula, abandono de casi todas las actividades sociales, dedicación casi exclusiva al gimnasio y a entrenar sin un objetivo claro, dietas ricas en proteínas, «demasiado» interés por anabolizantes y demás productos dopantes…

Por más entrenamiento que realicen, o musculatura que consigan siempre se ven débiles, enclenques y carentes de cualquier atractivo físico.

Como véis las tres enfermedades son trastornos con un importante componente psicológico y quisiera reflexionar hoy sobre esto: Lo que vosotros veís no es lo que ellos ven. Las enfermedades mentales deforman la realidad y es difícil convencerles de que están supermusculados o de que no hacen gordos. Paciencia. No es cuestión sólo de persuadirles, también de comprenderles. Lo que ellos ven en el espejo no es la realidad, sino que su mente les juega una mala pasada, porque están enfermos y se enfrentan a todos sus complejos y miedos cada vez que se ven reflejados.

Tan importante es el cuerpo como lo que hay debajo. Y muy por encima de la belleza, que es un concepto muy relativo y artificial y sujeto a modas y años, está la salud. Se puede ser muy muy muy feliz aceptándose uno a sí mismo, diciendo «bueno no seré un cuerpazo pero tengo muchos amigos, familia, estudios, aficiones, sueños»… Cuidarse no debe ser la única meta, sino una más de tantas y no os fieis de soluciones estrella, cremas reductoras en 3 días, quemagrasas y métodos revolucionarios.

El mejor invento para estar wapo/a es estar sano, hacer deporte, domir bien y quererse uno mismo. Queriéndonos nos vemos siempre virtudes y los defectos los vemos más pequeños y eso hace que la gente nos quiera nos vean igual. Wapos por dentro y por fuera.

Si creéis que algún amigo o familiar puede tener alguno de estos trastornos, no dudéis en hablar con ellos, con su familia y hacedles ver que estáis a su lado, que les queréis y que son personas estupendas independientemente de los kilos de más o los músculos que ellos se vean. Necesitarán médicos y tiempo para superarlo, pero sobre todo mucho cariño y apoyo.

Podéis tambien leer:

Ser optmista es clave

Consejos para el veranito

Surge el recetario cmk: recetas vistosas, sanas y fáciles.

Fotográfos III:Toscani contra la anorexia

fuentes:

www.dmedicina.com

http://es.wikipedia.org/wiki/Bulimia

http://www.mifarmacia.es/

24 mayo 2008 at 3:16 pm 11 comentarios

Amnistia internacional y campaña publicitaria

Atentos al nuevo video de Amnistía Internacional que me manda una amiga mía desde Inglaterra. Fabulosa forma de llamar la atención y muy buena publicidad. Es cuestión de querer….

Lo malo, desde mi punto de vista, es que nos alertan de problemas que están lejos como si nosotros sólo pudiéramos salvarles de una forma…cuando creo que empezando por nuestras ciudades, por el respeto y la tolerancia hacia los que están a nuestro lado, se avanzaría también bastante. La educación es básica.

¿Qué os ha parecido el vídeo? ¿Puede pecar de darnos un papel de salvador occidental arquetípico y encubierto que salva a su hermano árabe, negro, oriental … de la pena de muerte, los abusos, la injusticia…?

¿Realmente nos preocupan los problemas que no vemos ni están cerca nuestro? ¿Hacemos algo?

Escribiendo este post, encontré en Amnistía, en la web, una forma de ayudar…dar vuestra firma para que luchen contra la pena de muerte. No soy de campañas moralistas a través de mi blog, pero yo lo he hecho, por si sirve de algo. Y os animo, por si puede ayudar. Ya son más de cinco millones de firmas.

( 😉 gracias, Jo!)

04 noviembre 2007 at 7:05 pm Deja un comentario

Entradas siguientes


¿Quién está detrás?


Soy Aik, tengo 30 años y vivo en Madrid. Tras años en foros y webs monté mi blog El mundo de Aik y mi tienda online bababux.com
Twitteadora empedernida y ahora instagramera, escribo sin presiones y a mi ritmo de lo que me gusta.

¿Te gusta la moda y los accesorios? Conoce mi tienda

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 179 seguidores más

Archivos