Posts tagged ‘madrid’

Parque de Europa en Torrejón de Ardoz (Increíble!!)

turismoOs traigo hoy una atracción turística que aún no se ha hecho muy famosa por Madrid y que os recomiendo visitar si no habéis ido o viene algún amiguete a veros y no queréis enseñarle lo típico.

Como os conté en su día a los alrededores de Madrid hay muchas cosas que visitar y que resultan muy atractivas como por ejemplo la Catedral de Don Justo Gallego en Mejorada del Campo. Os dejo los enlaces que escribí sobre esta obra de arte:

Héroes cotidianos: Don Justo Gallego y su catedral de Mejorada del Campo.

Héroes cotidianos: Don Justo Gallego y su catedral de Mejorada del Campo (II)

Volviendo al Parque de Europa os puedo indicar que según llegáis a Torrejón de Ardoz por la A2 desde Madrid está perfectamente indicado y no tendréis ningún problema para encontrarlo. Sólo debéis seguir los carteles de color marrón que están dispuestos para su señalización.

El acceso al parque es gratuito, así como el parking, que cuenta con muchísimas plazas y no hay problema de escasez de sitios. Por eso es un plan que os recomiendo: es gratis y merece la pena tanto para mayores como para niños.

El parque tiene monumentos a escala de muchos de los edificios y construcciones más significativas de ciudades del continente. Así podremos ver una Torre Eiffel, La Puerta de Alcalá, La plaza Mayor, un teatro Griego con la Victoria de Samotracia, el Tower Bridge, la Sirenita, Molinos, La torre de Belem, etc. Cada monumento tiene un panel explicativo que nos habla tanto de su historia como de la de su país.

Creo que los niños lo pasarán en grande recorriendo el parque y descubriendo todos los sitios que ojalá visiten de mayores. Para los padres y demás adultos hay otros planes alternativos si vamos sin churumbeles: tirolina, laberinto laser,  una zona de multiaventura, bicicletas, barcas con remos, etc..

Ya no digo nada más, quién no se haya convencido aún, que no siga leyendo. El que no pueda más de ganas, ahí van alguna fotillos…

(más…)

12 agosto 2011 at 10:16 am Deja un comentario

La violencia gratuita que no derrota ideales: Mossos -30 #bcnsinmiedo 10000

#spanishrevolution

Los ánimos se calientan. No saben qué hacer. Hacía años que la gente no se manifestaba con tanta seguridad, fuerza y civismo. No les podemos echar por ruido, no les podemos negar su derecho a manifestarse, la libertad de expresión está por encima de otros derechos y no saben qué hacer con los miles y miles de manifestantes de la #spanishrevolution.

En Barcelona, en Madrid, en Valencia, en Asturias, en Galicia, Sevilla, Málaga, Granada y Almería, Murcia… ¡y en todas partes! Pocas veces jóvenes y no tan jóvenes hemos estado tan de acuerdo. Madridistas y culés tan de acuerdo. De derechas y de izquierda tan de acuerdo. El cambio se impone como solución necesaria a unos requisitos mínimos demandados a gritos.

Y mientras, ayuntamientos, policía, políticos se llevan las manos a la cabeza y se preguntan cómo desalojarles. Y toman una decisión que les hace perder más y más la razón. Mientras, en otros países servimos de ejemplo por el pacifismo, el civismo y la templanza.

La extrema violencia vivida, hace que el movimiento cobre más fuerza, y que la gente salga a la calle con mayores ganas de denunciar y cambiar este “estado de derecho”.

NO HAY DERECHO a los golpes y la violencia gratuita cuando le gente está sentada y tomando fotos. No era necesario.

Os dejo con enlaces que hablan por sí solos.

http://politica.elpais.com/politica/2011/05/27/actualidad/1306489864_137130.html

http://www.abc.es/20110528/madrid/abcp-espero-vayamos-domingo-20110528.html

http://twitpic.com/search#q=acampadabarcelona&type=mixed&page=1

http://www.abc.es/20110527/espana/abci-mossos-plaza-cataluna-201105270732.html

http://www.lavanguardia.com/politica/20110527/54162025672/la-actuacion-policial-de-esta-manana-crea-un-efecto-llamada-que-dispara-la-asistencia-en-plaza.html

http://www.publico.es/378732/minuto-a-minuto-tras-el-desalojo-de-los-indignados-en-lleida-y-barcelona

http://www.publico.es/especial/indignados/

Y los trendtopics de la semana:

#bcnsinmiedo

#acampadabcn

#acampadasol

#15M

#democraciarealya

#acampadabarcelona

28 mayo 2011 at 12:50 pm Deja un comentario

Redescubriendo Madrid con Mr. Perales

El otro día quedé con un amigo intermitente.

¿Un qué? Llamo “amigos intermitentes” a esos que nos ves durante mucho tiempo pero luego quedas con ellos y te sientes como si eltiempo no hubiera pasado nunca. Os ponéis al día, habláis de vuestras cosa, qué ha hecho cada uno con su vida y de repente las tres horas que teniáis para estar juntos te han parecido minutos.

Pues ayer mismo por la tarde, al salir del trabajo quedé con llamémosle Mr. Perales en Alonso Martínez, en el bulevar. Cuando llegué, debían ser las seis y un minuto- era como si no hubiésemos cambiado nada. Hacía por lo menos 8 meses que no nos veíamos. Él había viajado y vivido fuera mientras yo seguía en Madrid, con mi vida.

Debo reconocer que cuando me dijo que si quedábamos en Alonso, me dio un poco de pereza. Alonso Martínez lo asocio a bares de salir cuando tienes 17 y 18 años. Sin embargo, Mr. Perales consiguió en un paseo turístico, por mi propia ciudad, atraer mi atención a cada paso.

– No recordaba yo esto así.- dije sorprendida al ver el nuevo bulevar.

– Ha cambiado mucho.Pero desde hace tiempo ya… ¿hace mucho que no vienes?- Contestó.

– ¿Mucho? Mmmm… no sé no sabría decirte, recuerdo que en invierno quedé a tomar una pizza en el Pizzaiolo…

(Nota el Pizzaiolo es un local pequeño y siempre a tope regentado por italianos que hacen unas pizzas que te trasladan a la mismísima Italia, si  no habéis ido está en la calle hortaleza 84)

– Pues todo esto ha cambiado mucho, ya verás, vamos a dar una vuelta y tomamos algo.

Tras un pequeño paseo entramos en el Café de la Luz. Yo no conocía el local y me pareció tremendamente acogedor. Es un local donde sirven batidos, smoothies, cócteles y tés. Está decorado como si fuera de salón de una casa con sillitas, flores, sofás…

En la pared más cercana a la mesa en la que nos sentamos Mr. Perales y yo,  la gente había escrito todo tipo de comentarios pues era de pizarra y se prestaba a dejar tu impronta.

Sobre la mesa había un pequeño jarrón naranja y unas flores naturales rosas.

El camarero se acercó y ambos pedimos.

– Un batido de melocotón y mango, por favor.

– Y para mí… un té verde.

El camarero se alejó y volvió con un pequeño recipiente con palomitas. Lo dejó sobre la mesa y se fué.

Yo seguía admirando el local y los miles de detalles que llamaban mi atención. Era realmente pintoresco y cálido a la vez.

Cuando nos trajeron las bebidas me sorprendió que el té verde lo trajesen en una tetera de diseño, como las de una casa, no la típica jarra metálica de barucho con la bolsa de té asomando.

– Este sitio me encanta.

– Sabía que te podría gustar. Por eso te te he traido. Y bueno, cuéntame, ¿qué has hecho estos meses?(…)

Nos pusimos al día, el uno al otro y nos contamos nuestros planes de futuro inmediato, a medio y largo plazo.

Con los amigos intermitentes esto es así. La próxima vez que quedemos nos diremos de todos los planes que describimos, cuáles se cumplieron.

Mi bebida, el batido de mango y melocotón, me gustaba muchísimo. Sabía a cada fruta por separado y la fusión era muy refrescante,lo cual era muy agradable si pensáis que en Madrid tenemos 38 grados estos días y es inaguantable.

Tras una charla y muchas bromas sobre los momentos que habíamos compartido desde los 18 años, quise pedir otra bebida. La mía hacía tiempo que se había acabado y las palomitas habían cumplido bien su función. Me entró sed de nuevo. Mr Perales, atento, llamó al camarero.

– Querría otro batido… Me gustan todos…mmm, ¡YA SÉ!, el de plátano y fresa…¿Estará rico?

El camarero pareció sorprenderse por mi pregunta. La verdad, es que a veces soy demasiado espontánea. El camarero debía decirme que sí. ¿Qué iba a contestar?

La naturalidad de la pregunta debió enternecerle y me dió una respuesta sincera.

– Sí, a mi me gusta mucho. Hoy además tenemos uno de frutas del bosque, ¿te gustan?. Elige el que quieras.

Ambos me seducían por igual. La fruta me encanta y los batidos más.

– Tomaré el de plátano y fresa, otro día pruebo el de frutas del bosque. Así vuelvo.-dije sonriendo.

El camarero memorizó mi batido y un nuevo té verde para Mr. Perales. Al poco tiempo volvió, con otra tetera más chula que la anterior y mi batido.

Seguimos hablando durante un buen rato. No sabría deciros cuánto.

Después de pagar, salimos a dar un paseo por la zona. Ciertamente había cambiado un montón.

Había nuevas tiendas, nuevos restaurantes, locales originales de productos creativos, negocios innovadores… Resultaba increible imaginarse una transformación tan grande en tan pocos años.

– Esto esta ahora mucho mejor. Me encantan todas las tiendecillas.

– Por lo visto un grupo de ricos se propusieron hacer de este barrio el nuevo Soho de Madrid. Empezaron poniendo cámaras de seguridad y las mujeres de moral distraída se fueron. Las calles se hicieron poco a poco luminosas, los locales cerrados se fueron comprando y surgieron nuevos negocios. Como todas estas tiendas, y muchas otras, que luego verás.

Entramos en varias tiendas. Tenían miles de artículos que yo misma podría haber diseñado. Artículos que podría haber mirado para comprar. Todos dispuestos de forma que no quisieras escatimar un segundo en mirarlos uno a uno.

La tienda era preciosa. Me estaba encantando. Pendientes, vinilos para las paredes, diademas, broches, tocados, fieltros, libros, discos…¡Tenía de todo! ( La tienda se llama Nest Boutique, está en la Plaza de S. Ildefonso 3, cerca del Metro Tribunal)

Mr. Perales me aconsejó que llevase mis diseños a las tiendas de la zona semanal o mensualmente. Le agradecí mucho su apoyo, pero temía no poder asumir el compromiso.

– Al hacer todo a mano mi ritmo es mucho más lento que el de muchas otras diseñadoras que cosen con máquina. Y yo además trabajo, aunque quisiera, sólo puedo producir en mi tiempo libre, y muchas veces lo necesito para salir o descansar…-dije.
– Ya entiendo ya, pero creo que podrías sacarle un mayor partido a lo que haces.

Paseamos un rato más y llegamos a miles de tiendas nuevas con escaparates dispares.

Fue un paseo super ameno. Disfruté muchísimo redescubriendo mi ciudad y por supuesto con la compañía de Mr. Perales.

Cuando estuve totalmente entusiasmada con todas las tiendas de la zona (tiendas zen, tiendas de jabones, tienda vintage…) mi amigo me llevó a ver las nuevas tiendas que habían puesto en la calle Fuencarral. La calle Fuencarral antes, era algo intransitable. Siempre ha estado llena de gente, pero  digamos que no siempre de la misma.

Antes Adolfo Domínguez, Calvin Klein y Custo no hubieran puesto sus tiendas allí. Con 19 años solía ir al Mercado de Fuencarral a ver lo que había. Siempre era ropa peculiar, diferente… Había dos o tres tiendas que me gustaban e iba más por curiosear que por comprar. Durante un tiempo la calle la recorrí más de noche que de día y solía ver bastante rastafari con perro pulgoso, algunos punkis y muchísimos emos.

Ahora es una prolongación de la Gran Vía con un poco menos de bullicio y turisteo. Mucha gente va de compras por las mejores tiendas y siempre descubres algo que comprar. Como ya dije en otra ocasión, está la famosa tienda de corbatas SOLOIO, que es de las que tiene el escaparate más llamativo y ordenado.

Paseamos hasta llegar a Gran Vía, donde giramos y comentamos los edificios, las terrazas y curiosidades sobre las salas de exposiciones y teatros. Paramos en una pizzería que según Mr. Perales tenían unas pizzas y otros productos italianos riquísimos. Como ya debían ser las nueve y cuarto, decidimos comprar algo y seguir paseando mientras lo comíamos.

No soy yo amiga de comer mientras se anda, me da la sensación de personas poco “equilibradas” porque o no  tienen tiempo para comer sentados o bien no han sabido esperar a llegar a casa…

Mi caso fue el segundo. Fuimos degustando yo una piadina de rúcula y queso y mi amigo una porción de pizza de carne. Estaban realmente buenas. El local era pequeño pero tenía mucho encanto. Me recordó a los puestecillos de Toronto.

Caminamos hasta la parada del autobús y Mr. Perales esperó hasta que el mío hubiera llegado para tomar el suyo. Un auténtico caballero que me enseñó lo bonita que seguía siendo mi ciudad. Luego llegué a casa escuchando en mis cascos “Por el bulevar de los sueños rotos…”

También puedes leer:

Cosillas sobre mi

A quien madruga Dios le ayuda

¿Qué sabemos del Ramadán?

Viajar para conocer, para crecer, para recordar:

02 septiembre 2010 at 8:50 pm Deja un comentario

Encuesta sobre museos de Madrid

Leer también:

EL Castro de Viladonga

¿Halloween sí o Halloween no?

El museo de Ciencias Naturales de Madrid

FAUNIA: (La velada)

24 mayo 2010 at 11:45 pm Deja un comentario

¿Boda a la vista? ¡No problem!

Cuántas veces me he visto en la tesitura de tener que ir a una boda y plantearme qué me pongo, qué zapatos, que complementos, qué tocado, que chal… Una a diario se viste con vaqueros y deportivas o botas, pero a veces hay que cambiar el look. Es mi primera entrada sobre moda, pero igual os sirve.

Los chicos lo tienen fácil. Mucho más fácil que nosotras. Traje o chaqué y corbata de uno u otro color. Pueden repetir y no quedarán mal. Pero, ¿Y nosotras?

Nuestra imagen es nuestra tarjeta de visita y si queremos ser elegantes, también en la boda, debemos conocer a fondo nuestras características personales y físicas, haciendo un uso inteligente de ellas.

Nosotras tenemos que cambiar porque queda mal que una mujer lleve lo mismo en tres bodas. Y el gasto es muy grande. Casi 200 euros por boda, más el regalo, el dinero que demos para el viaje y el transporte ya sea en tu coche, en taxi o como vayas.

Como siempre que tengo bodas agradezco tener las cosa claras y adónde ir a por todo os he hecho un kit de auxilio ante boda inminente.

(más…)

13 enero 2010 at 11:16 am 4 comentarios

¿Nada es como antes?¿O soy yo?

Hace ya unos años que los ratos de universidad pasaron. Por azar o por cierto error de los funcionarios de la secretaría de mi facultad, o quizá por desdén de alguien sin nombre, yo sigo esperando el título que tantos años de paseos por la zona universitaria me costaron. He ido a reclamarlo en dos o tres ocasiones, dicen que siga esperando. Un día mandaré a mis nietos a ver si para entonces lo ha firmado el que le hace la gestión al rey.

El caso es que hacía bastante tiempo que no iba por Moncloa, zona por la que pasaba casi a diario cuando estudiaba. Sí he vuelto por allí a cosas puntuales, pero por ello, nunca me fijaba en lo que pasaba a mi alrededor; iba al restaurante, cenaba y me iba o entraba en el hospital, me hacía la resonancia y volvía a casa.

Pues hoy- tras por cierto hacerme una resonancia por un lumbago que parece durar años- he deambulado por aquella zona con los ojos de alguien de más de diecitantos veintipocos. Es curioso ver cómo tanto recuerdos de distintas épocas van emplazándose poco a poco en la ciudad en la que hayamos pasado al menos un tiempo.

Por Madrid me pasa que podría caminar y cada 200m sabría contaros una anécdota. Allí conocí a Fulanito. En ese banco estuvimos toda la tarde charlando aquella amiga y yo. Este bar lo conocimos cuando mi amiga Piticlín salía con tal tipo que conoció no sé cómo. Y así mil historias. Pero me estoy desviando del tema.

(más…)

17 noviembre 2009 at 8:38 pm 2 comentarios

El otro día en el metro sentí su desprecio

633700418026602390-metro1Un chico del Este va dejando papelitos pidiendo ayuda para alimentar a su hijo pequeño. Dice no tener trabajo y  no poder conseguir dinero de otra forma… Recorre todo el vagón dejándonos un papelito a cada uno y da tiempo para que la gente lo lea. Luego pasará recogiendo uno a uno, cuando a la gente le haya dado tiempo a conocer su historia.

Algunos removemos la calderilla de nuestros bolsillos para ver si podemos sacar algo que no sea cobre. Otra gente lo coge o lo deja en la silla más cercana para que lo vuelva a coger, porque no pueden o no quieren darle dinero…

Pero un señor tuvo el desprecio más grande que yo he visto. Aún sigo marcada.

El chico del Este dejó su papel sobre la pierna del señor sin apenas rozarlo y el señor puso una cara de asco extrema, haciendo un gesto claramente ofensivo, movió su pierna para tirar el papel al suelo y miró al chico con el mayor desagrado que yo he visto jamás. El chico pobre, tan mal se sentió, que recogió del suelo su papelito y siguió su camino. Mientras estaba agachado el pobre, el hombre malhumorado farfulló algo.

Yo me sentí ofendida por el chico. Miré al señor con el mismo asco con el que él había tratado al pobre y dejé bien claro que me cambiaba de sitio por lo que acababa de ver. Estuve a punto de decirle:

“No sé quién me merece más pena, si él por no tener dinero, o usted porque jamás conseguirá la categoría ese pobre hombre”

A veces el mundo me da pena y la gente, en concreto este tipo de gente ASCO.

Imagen @ http://www.todo-mascotas.com/

Leer también:

Los hombres grises de los cuentos de cuando éramos pequeños

¿Qué es educación?

Lo bueno que tiene ser un niño grande

La mala educación

11 noviembre 2009 at 6:39 am 4 comentarios

Entradas antiguas


¿Quién está detrás?


Soy Aik, tengo 30 años y vivo en Madrid. Tras años en foros y webs monté mi blog El mundo de Aik y mi tienda online bababux.com
Twitteadora empedernida y ahora instagramera, escribo sin presiones y a mi ritmo de lo que me gusta.

¿Te gusta la moda y los accesorios? Conoce mi tienda

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 175 seguidores

Archivos